makoto mimito la mantita/capa de nuestra colección, es una mantita mágica que, impregnada con el olor de mamá + un cuarzo protector, ayudará al bebé durante el período de transición donde empieza a percibir la existencia de una realidad externa y a comprender que mamá y él son seres individuales, brindándole placer y seguridad durante el día y, especialmente, a la hora de dormir.

En esta etapa es importante considerar objetos transicionales que acompañen y brinden consuelo al bebé cuando su mamá se ausenta.

Nuestros mimitos están confeccionados en suaves combinaciones de telas que guardarán el olor materno a la vez que apapacharán al bebé mientras juega o se acaricia con él. Además, mimito podrá convertirse en una capa de superhéroe que acompañe al pequeño/pequeña en sus aventuras mientras crece.

Los poderes del cuarzo rosa

El cuarzo rosa es uno de los minerales con frecuencia vibratoria más elevada. Su efecto relajante y energía protectora tienen un gran poder cuando se lleva sobre el centro del pecho, eliminando suavemente las energías negativas y reemplazándolas por vibraciones amorosas.

cuidados de uso

Limpieza, carga y programación energética del corazón de cuarzo.

Para limpiarlo:

 

1. Lava en ciclo delicado tu mimito. Si el clima lo permite, sécalo al sol y procura lavarlo lo menos posible, pues parte de su encanto proviene de la acumulación de olores.

Si tu hijo es grande evita que te vea lavarlo.

 

Para cargarlo y programarlo:

 

2. Colócalo periódicamente al sol por un par de horas, procurando que le dé de forma directa al parche que guarda la piedra. Las noche de luna llena, dale un baño de luna, incluso a través de una ventana.

 

3. Toma el corazón entre tus manos y transmite a través de ellas la intención de  protección, calma y amor incondicional.

 

4. ¡Listo! Ahora tu mimito está programado energéticamente para

proteger y apapachar a tu bebé.

¡makoto mimito; mucho más que una mantita!

. Objeto que atenúa la angustia por separación
· Pañuelo para el cuello de mamá
· Cuarzo para balance energético mamá/bebé
· Cobertor para lactancia
· Capa para jugar cuando ya no sea necesaria como mantita
· Textura diseñada para capturar el olor de mamá, dar cobijo suave y acogedor al bebé

Etapas

1. Recién nacido: recomendamos usar mimito doblado en una esquina de la cuna o sujetado a sus barrotes, siempre lejos de la cara del bebé.

2. A partir de los 4—6 meses: recomendamos acercarle mimito al bebé en distintos momentos del día, como durante la siesta, o cuando se encuentre irritable, o simplemente para jugar, con la idea de que empiece a familiarizarse y a encariñarse con él. A los 6 meses el bebé podrá manipular libremente a mimito.

3. Entre los 2 y los 4 años: aunque aquí no existe un uso específico, muchos niños continúan mostrando cariño hacia el objeto de apego por un tiempo indeterminado. También puede ocurrir que el niño recurra a su mimito en momentos de acontecimientos importantes para transitar el cambio, como la llegada de un hermanito, la entrada a la escuela, mudanzas o separaciones familiares. En estas situaciones recomendamos usar el accesorio que convierte a mimito en capa de superhéroe.